via: http://www.expoknews.com

Conoce por qué cada vez más gente y empresas se unen a la campaña Anti-popotes

¿Cuánto tiempo tardas aproximadamente en consumir una bebida? de 15 a 20 minutos tal vez, dos horas si estás en el cine disfrutando de una película, pero después de eso, el popote que utilizaste para ingerir precisamente esa bebida termina en la basura, entre cientos y miles de otros popotes consumidos que tardarán en degradarse por lo menos cien años. Es decir, más tiempo del que probablemente tú o yo sigamos sobre la Tierra.1

Lo cierto es que estamos tan acostumbrados a utilizar este pequeño y aparentemente insignificante instrumento, que no nos detenemos a pensar en todo el daño que ocasionamos con su consumo constante, por ejemplo, ¿sabías que si utilizas con frecuencia este utensilio, a lo largo de tu vida habrás consumido alrededor de 38 mil popotes? Aunque muchos de ellos terminan en rellenos sanitarios, muchos otros son arrastrados al medio ambiente contaminando suelo, ríos y mares.

No es por ser hípsters, extremistas, aburridos o porque el tema esté “de moda”, la contaminación ambiental generada por popotes y plásticos en general es una realidad y su impacto negativo es importante. El Foro Económico Mundial prevé que de seguir así, en 2050 habrá más plástico que peces en el mar, por lo tanto es indispensable pensar en modificar nuestras prácticas de consumo, principalmente con este material.

De acuerdo con el estudio The New Plastics Economy: Rethinking the future of plastics provides, publicado en 2016 por la fundación Ellen MacArthur, la industria dedicada a la fabricación de plástico representa el 6% del consumo mundial de petróleo y el 1% de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, además se pronostica un aumento del 15% de este último hacia el año 2050.

Si aún crees que el consumo de popotes no es un problema del cual preocuparse, te interesará saber que según reportes de la ONU, el océano contiene 18 mil fragmentos de plástico por kilómetro cuadrado, y al menos un millón de aves marinas, cien mil mamíferos y tortugas marinas mueren al año a causa de la contaminación, ya sea por ingesta de residuos tóxicos o porque se quedan atorados.

A menos que tengas un problema de motricidad o movilidad, el uso de popote o pajilla realmente no es indispensable, por lo que te recomendamos comenzar a eliminarlo de tus hábitos diarios.

El océano es un ecosistema misterioso e impresionante que alberga miles de especies, cada una con una función en particular, es tiempo de dejar de llevar al límite a tantas especies y comenzar a contribuir a su conservación desde lo cotidiano. ¿Por qué tenemos que esperar a que cada vez haya más playas contaminadas y que se organicen campañas de limpieza, en lugar de hacer conciencia y evitar desde un inicio la generación de residuos que llegan al mar?

Es hora de tomar conciencia

Todos podemos poner de nuestra parte para detener el deterioro ambiental. Existe una campaña global Anti-Popotes que inició en Estados Unidos y que cada vez está tomando más fuerza en México, a la que progresivamente se unen más personas y empresas buscando eliminar su consumo de forma colectiva.

Además la Asamblea Legislativa del Distrito Federal está buscando en materia ambiental prohibir el uso y venta de popotes y contenedores hechos de poliestireno, demostrando que la responsabilidad y acción es tema de todos, y no solo de unos cuantos actores.

El sector privado, particularmente la industria restaurantera, busca unirse a este movimiento de conservación ambiental y reducir con el apoyo de sus clientes el consumo de popotes.

Uno de los más recientes casos es el de Restaurantes Toks, que como parte de sus esfuerzos en responsabilidad social tomó la decisión de participar en el movimiento y a partir del primero de abril de este año 2017 sirve sus bebidas sin popotes de plástico.

Aunque Restaurantes Toks es una de las empresas en México reconocida por sus programas sociales de apoyo a comunidades y proyectos productivos, en esta ocasión se declara en pro de la conservación animal y el medio ambiente.

La empresa asegura que esta acción permitirá generar menos basura, “esta labor se considera un importante avance en materia del cuidado del medio ambiente”, evitando afectar significativamente a especies como el delfín, la ballena gris y la tortuga.

Para lograr el propósito de reducir la generación de basura es indispensable contar con la participación de los comensales, es por eso que Toks lanzó además una campaña para concientizarlos y promover la eliminación de popotes no solo en sus restaurantes sino en la vida diaria.

Sin embargo, los clientes que asistan al restaurante y deseen consumir sus bebidas con popote pueden hacerlo, únicamente tienen que solicitarlo a un mesero para que les sea proporcionado.

Así que la próxima vez que asistas a un restaurante Toks decide participar en la campaña Anti-Popotes, y si tienes planeado salir de vacaciones esta Semana Santa trata de disminuir la generación de residuos. Evita que tu paso por el mundo no sea nocivo para el medio ambiente.1